¿No oye bien con sus audífonos medicados?

Escuchar con audífonos medicados puede parecer inusual al principio, en especial si su pérdida auditiva se ha desarrollado  desde  hace varios años.  Acostumbrarse  a  los  nuevos   sonidos y  adaptarse  a  sus  audífonos para poder evitar la sordera,  toma  tiempo  y paciencia.  Trate  de usarlos tanto  como  le  sea  posible  para experimentar la mayoría de beneficios y aumente el tiempo de uso de su audífono cada día.

¿Qué pasa cuando usa un audífono medicado?

Sensación  de  “oído  tapado” (oclusión): La  sensación de  tener  tapado el oído cuando  usa  los audífonos se conoce como efecto de oclusión. Algunos usuarios nuevos sienten en un comienzo  como  si  tuvieran  tapones  en  los  oídos. La  mayoría  de  los  audífonos tienen una ventilación  que  permite  que  el  sonido natural llegue al oído para ayudarle  a adaptarse a su uso.

Sonido de su voz: Cuando usa audífonos medicados por primera vez, su voz parece sonar más fuerte a lo que está acostumbrado. A medida que los usa, se acostumbra gradualmente al sonido.

Feedback: El silbido agudo, conocido como feedback  (retroalimentación), puede ocurrir cuando enciende sus audífonos mientras se los pone en los oídos o cuando desliza la ropa sobre  su  cabeza,  cuando  lo  abraza  otra  persona  o  pone  su  mano  cerca de  su oreja.  Los audífonos  diseñados  incluyen  tecnologías  de  manejo  del   feedback   que reducen en gran medida el molesto silbido.

Si la audición no es cómoda, hable con su audiólogo y pídale que ajuste sus audífonos. Las sensaciones de oclusión, molestia de su propia voz y feedback deben disminuir en una semana o dos si usa los audífonos todos los días. Si aún siente molestia, contacte a su audiólogo para que le ayude a ajustar sus instrumentos.

Consejos para comunicarse cuando tiene pérdida de audición

Si usted tiene una pérdida auditiva, las siguientes estrategias pueden ayudarle a comunicarse de manera más efectiva:

  • Dígale a los demás que tiene una pérdida auditiva y hágales saber la mejor manera de comunicarse con usted (por ejemplo: hablar más despacio, mirarlo directamente, etc.).
  • Mantenga el ruido de fondo en el mínimo – baje el volumen de la radio y el televisor cuando esté hablando y evite los ventiladores o agua corriendo durante las conversaciones.
  • Acérquese a la persona que habla y ubíquese de manera que siempre la pueda ver.
  • En grupos grandes, ubíquese en el centro. En reuniones grandes, como en la iglesia o en seminarios, siéntese en frente del salón. Use dispositivos adicionales a la amplificación si es posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *