¿Qué tipos de sordera existen?

¿Cómo sé que estoy perdiendo la audición?

¿Has notado que, desde hace algún tiempo, tienes que pedir que repitan lo que te han dicho?

¿No puedes oír bien cuando hay ruido de fondo?

¿Tienes necesidad de aumentar el volumen de tu televisor para poder entender lo que los locutores o actores dicen?

Quizá tienes algún tipo de pérdida auditiva, o hipoacusia como lo llaman los médicos.

Aunque “sordera” se suele llamar a la pérdida auditiva profunda, aquí la utilizamos como sinónimo de disminución auditiva.

Pérdida Auditiva

La pérdida de la audición puede ocurrir cuando alguna de las partes del sistema auditivo no funciona de la manera normal.

perdida auditivaOído externo 

El oído externo consiste de:

  • Las orejas, llamadas también pabellón auditivo
  • El canal auditivo
  • El tímpano, a veces llamado membrana timpánica, que separa al oído externo del medio

Oído medio 

El oído medio consiste de:

  • El tímpano
  • Tres huesecillos que envían las ondas del tímpano al oído interno

Oído interno

 El oído interno consiste de:

  • El órgano de la audición en forma de caracol llamado cóclea
  • Los canales semicirculares que contribuyen al equilibrio
  • Los nervios que se conectan al cerebro

partes del oido

Nervio acústico

Este nervio envía la información del sonido del oído al cerebro.

Sistema auditivo

El sistema auditivo procesa la información del sonido que viaja del oído al cerebro, de modo que las vías nerviosas también forman parte de nuestra audición.

Tipos de pérdida auditiva

Existen cinco tipos de pérdida auditiva o sordera:

  1. Conductiva
  2. Neurosensorial (de percepción)
  3. Mixta
  4. Central
  5. Funcional

Hipoacusia conductiva

Es una pérdida de la audición que ocurre cuando existe un bloqueo para que el sonido pase del oído externo al medio. Este tipo de pérdida auditiva a menudo se puede tratar con medicamentos o cirugía.

Ejm:

  • Tapones de cera en el conducto auditivo externo.
  • Que el tímpano no esté vibrando normalmente o esté roto.
  • Alteraciones en los huesecillos del oído medio por las que estos no conduzcan el sonido normalmente.
  • Presencia de líquido dentro del oído medio (caja timpánica).

Entre los tipos de sordera, la conductiva muy a menudo puede ser tratada satisfactoriamente.

Hipoacusia neurosensorial

Afecta al oído interno. Es la pérdida de la audición que ocurre cuando hay una alteración en el funcionamiento del oído interno o el nervio auditivo.

La hipoacusia neurosensorial es también conocida como sordera nerviosa. Esto es porque lo que se lesiona son las diminutas terminaciones nerviosas (células pilosas) que transmiten el sonido hacia el cerebro. Puede ser que esas células pilosas estén lesionadas, enfermas o muertas.

Causas usuales:

  • La edad
  • Neuroma del acústico (tumor benigno del nervio vestibulococlear).
  • Enfermedad de Meniere.
  • Exposición a ruidos altos.
  • Infecciones infantiles (sarampión, paperas, fiebre escarlatina, meningitis).
  • Medicamentos ototóxicos.

Este es uno de los tipos de sordera con pronóstico poco positivo. Sin embargo, el otorrinolaringólogo tratará de mejorar su audición por medio de:

  • Colocación de audífonos medicados, además de un estudio audiométrico, apropiado para cada paciente.
  • Amplificadores telefónicos y otros dispositivos adecuados.
  • Lectura labial y lenguaje de señas, para casos más graves.
  • Implantes cocleares para pacientes con pérdidas auditivas muy severas.

Nunca utilices aparatos de amplificación auditiva comprados en los centros comerciales sin indicación médica. Podrías empeorar tu pérdida auditiva.

Recuerda que si necesitas un audífono medicado, éste tiene que ser a tu medida, como en el caso de los lentes.

  audifonos para ancianos

Hipoacusia mixta

Usualmente este tipo de pérdida auditiva ocurre cuando el paciente tiene dos tipos de sordera combinados. Comúnmente se trata de una mezcla de hipoacusia conductiva y neurosensorial.
Normalmente, el tratamiento va dirigido al problema conductivo, porque responde mejor.

Hipoacusia central

Es la pérdida de la audición que ocurre cuando el sonido entra de manera normal al oído, pero debido a la presencia de daños en el oído interno o el nervio auditivo, el sonido no se procesa de manera que el cerebro lo pueda interpretar.

Básicamente, la mente de estas personas no logra procesar lo que están escuchando. Incluso, la audición puede estar normal, pero el paciente presenta dificultad para comprender lo que le dicen.

Resulta que los pacientes con este tipo de problema piensan que no pueden oír cuando en realidad sí pueden. Lo que en realidad ocurre es que su cerebro tiene serias dificultades para discernir y procesar los sonidos. Cuando hay ruidos de fondo, el problema es mucho más notorio.

El tratamiento puede requerir audífonos medicados, dispositivos de asistencia (equipos FM) y programas de entrenamiento auditivo. Implica un nivel de comprensión por parte del paciente. 

Hipoacusia funcional

Básicamente el paciente puede procesar el sonido normalmente. En estos casos, el problema es emocional, y no se debe a deficiencias físicas en el oído.

Este tipo de pérdida auditiva es difícil de diagnosticar, incluso con las opciones de prueba usualmente practicadas. En consecuencia, se necesita un profesional para que determine la diferencia.

Grados de pérdida auditiva

El grado de la pérdida auditiva puede ser de leve a profundo:

  • Pérdida auditiva leve
    Una persona con pérdida auditiva leve puede escuchar algunos sonidos del habla, pero no oye claramente los susurros.
  • Pérdida auditiva moderada
    Una persona con pérdida auditiva moderada puede que no escuche casi nada de lo que dice una persona al hablar a un volumen normal.
  • Pérdida auditiva grave
    Una persona con pérdida auditiva grave no puede escuchar lo que dice una persona al hablar a un volumen normal y solo puede percibir algunos sonidos fuertes.
  • Pérdida auditiva profunda
    Una persona con pérdida auditiva profunda no oye nada de lo que se habla y solo puede oír algunos sonidos muy fuertes.

Niveles de Audición

La pérdida auditiva puede describirse como:

  • Unilateral o bilateral
    La pérdida auditiva es en un oído (unilateral) o en ambos (bilateral).
  • Prelingüística o postlingüística
    La pérdida de la audición ocurrió antes de que la persona aprendiera a hablar (prelingüística) o después de que lo hiciera (postlingüística).
  • Simétrica o asimétrica
    La pérdida auditiva es del mismo grado en ambos oídos (simétrica) o distinta en cada oído (asimétrica).
  • Gradual o repentina
    La pérdida de la audición empeora con el tiempo (gradual) u ocurre repentinamente.
  • Fluctuante o estable
    La pérdida de la audición mejora o empeora con el tiempo (fluctuante) o se mantiene igual (estable).
  • Congénita o adquirida/de aparición tardía
    La pérdida auditiva está presente al nacer (congénita) o sobreviene más adelante en la vida (adquirida o de aparición tardía).
Audiometrías - Pruebas de audición
Pruebas auditivas para el cuidado de la audición.

En conclusión

Hemos visto los cinco tipos de sordera o pérdida auditiva del ser humano. Las menos frecuentes son las hipoacusias centrales y funcionales. La comprensión de estas diferentes formas de pérdida auditiva puede ser el primer paso para su correcto tratamiento.

Un problema auditivo con el que has estado desde hace bastante tiempo, a lo mejor puede ser resuelto fácilmente. Si tienes algún problema auditivo, no te automediques ni recurras a hacer algo por tu propia cuenta.

Lo recomendable es visitar al otorrinolaringólogo, para que te evalúe y haga un diagnóstico correcto. De este diagnóstico dependerá tu tratamiento.

 

También te puede interesar:

Graves consecuencias de la pérdida de audición

¡Tenga cuidado con el oído de nadador!

Enfermedad de Ménière: Trastorno en el oído que causa vértigo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *